jueves, 22 de junio de 2017

Colaboración con Raiola manda y no el panda.

Hoy tengo una entrada un tanto particular.
Hay un proyecto de marketing que pretende probar algo.  Para ello, participan en un concurso.
Yo entré en la web y me gustó la idea, así que les apoyé entonces.  Ahora os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo vosotros también:

lunes, 19 de junio de 2017

Tu película

¿Cuántas veces pensamos que no somos nadie?
¿Cuántas otras nos creemos el ombligo del mundo?

¿No es, acaso, mejor ser alguien en un mundo de todos?



domingo, 4 de junio de 2017

Pentecostés

Ahora es tiempo de peregrinaciones. Y ahora sospecho que nunca podré hacer la que anhelé desde hace un cuarto de siglo.
Ahora que es Pentecostés,  me doy cuenta de cuán complicada es la peregrinación sincera en los caminos.

La fiesta de las Primicias judía es entregar los primeros frutos que se recogen a Dios. La fiesta de la Luz cristiana es lo mismo: después de la oración en recogimiento, hay que salir a dar fruto.

Y en ese tiempo de ayuno sin frutos y de oración en comunidad, es cuando hay que arrepentirse de cuánto hemos perdido el tiempo en pamplinas en vez de sembrar el mañana.



Si hoy pido perdón, pero estoy deseando que acabe la penitencia para volver a hacer lo mismo que antes ... entonces no me arrepentí, sólo me engañé a mí mismo.  Sólo disfracé de cordero a mi alma encadenada al lobo.

Pentecostés, como cualquier otro punto final del tiempo de la oscuridad, nos lleva a celebrar que Dios está con nosotros porque así lo elegimos, porque estamos limpios, y no queremos volver a hacer lo que siempre supimos que estaba mal.

Mi tentación está lejos, Señor. Gracias.
Cargo mi cruz de nuevo;  pero esta vez es liviana, porque tú eres mi cirineo.


Que este Pentecostés os sea de provecho, mis Valentines.

lunes, 17 de abril de 2017

Estrellas fugaces

Se nos va alguien cada día.  A veces se nos va de golpe, a veces poco a poco.
Hay días que nos dan la mala noticia, y hay otros que perdemos el tiempo sin estar con esa persona que amamos: tu pareja, tu hijo, tu madre, tu amiga, tu vecina, tu compañero.

Todos morimos un día, y nos perdemos de los demás.  A veces de golpe, a veces por goteo.
No te diré que les digas a los demás cuánto los amas por si ya no están mañana.  Eso no sirve de nada.  Ama, demuestra, vive con ellos, que no haya duda nunca ... por si eres tú quien se ha ido esta noche.




Feliz lunes de Pascua, mis Valentines.

miércoles, 15 de marzo de 2017

¡Vaya asco de día!



¡Vaya asco de día!
Ha vuelto el frío.
No ha para'o de llover.
El tinte no cubrió las canas.
Los deberes de italiano eran demasiados.

... Y para colmo la cita fue un asco.
Esa hechura sin chicha donde agarrar.
El abrazo, en su torpeza, me hacía reír.
La caricia, en su limitación, me hacia cosquillas.
El beso ... el peor en mis 44 años.
No tengo muy claro aún si quedé con un tio o con un pulpo ... hambriento.
He vuelto despeinada, con 2 horquillas artesanales rotas y las gafas sucias, una argolla de filigrana plata retorcida y un coscorrón en la cabeza.
Al final no estoy segura si me quedé con las ganas o es que me las quitaron.
¡¿Quién me mandaría a mí probar por ver qué pasaba?!

Buenas noches, mis gatunas y gatunos. Hasta mañana.

jueves, 9 de febrero de 2017

El EBE, la Moños y el amor a primera vista

Valentines míos, buen día.
¿Cómo lleváis este tercer mes del año?
Yo llevaba algo más de 3 meses intentando escribir esta entrada.  Problemillas de salud y alguno que otro de otra índole me lo han impedido.


A finales de noviembre, si la memoria no me falla, acudí al evento EBE16 en el Pabellón de Marruecos, en la Isla de la Cartuja de Sevilla.

Es la primera vez que acudía a algo así.  No me esperaba la emisión simultánea en varias salas repartidas por todo el edificio, y que tuviera que elegir entre las ponencias que más me interesaban. Tampoco pensé que los patrocinadores nos facilitarían esos detallitos que tanto nos gustan llevarnos de todos lados.
La organización ha sido mejor que la de la web del evento, que está muy desestructurada y la información está desorganizada.


La moños

En los descansos de media mañana nos han servido refrescos y cerveza, café y tortitas y cortadillos de Inés Rosales ¡qué ricos!
Los voluntarios nos han atendido de maravilla.  Todos excepto una chica canijucha y con un moño alto apretado con ganas … y lo mismo que es que la muchacha estaba tensa por eso.  
En uno de esos descansos, estábamos 3 personas alrededor de una mesa esperando un café, una tortita o algo para desayunar.  Y a la Moños, una de las voluntarias del evento, se le antojó que hiciéramos cola para mantener el orden, y se le antojó comunicárnoslo con dotes de mando y malos modos. ¿Hace falta de verdad poner orden entre 3 personas adultas y responsables?
Lo cierto, ya lo sabéis, es que algunas personas vienen ya de casa faltos de fibra o sexo, y sin la sonrisa puesta.
Y digo yo, ¿se merece, acaso, esta muchacha alguien que le haga feliz?  Y todos  pensamos:  pues no, esa chiquilla malage no se lo merece.  Pero, ¿acaso no le hace falta más que a nadie ser feliz a quien no sabe serlo?

Al final me quedo con lo bueno. El resto del personal, voluntarios o no, nos ha dado un trato fantástico en todo momento.

El truco




En otro descanso de esos, éste ya del almuerzo, me subí a la última planta del pabellón.  Si el pabellón de Marruecos es una maravilla por fuera, por dentro es una obra divina.
Y allí arriba del todo, bajo el techo artesonado que recoge los siglos del arte árabe que nunca debió dejar de practicarse ... Allí arriba, decía, cogí mi tablet con su teclado, y me puse a pasar mis notas tomadas a mano (sí, soy muy tradicional en algunas cosas, ¿y qué?).

A mi lado otras personas tomaron posesión de la mesa para 8 (los cojines de las sillas sospecho que son de hace 25 años cuando se inauguró el pabellón, no lo niego).  Y entre esas personas, se sentó un par que se levantó pareja (¡¡¡son los de la foto de arriba, que les tomé yo misma!!!).
La gente intenta ligar en cualquier parte, en la discoteca, en el barrio, en el instagram, en el bar, en el whatsapp, etcétera.
[...]
... Y por más que él se interesa, ella se hace la interesante ... aunque se acerca a él, muy poco a poco, sin darse apenas cuenta.
No hay nada como un hombre que te escucha y sabe responderte.  Nota:  no tiene ni por qué comprenderte bien; basta con que te escuche y te responda, y te anime ... (justo como si te comprendiera).
Y llegados un momento (20 minutos después), increíble:  él dice "Estamos así a la par", y ella se rinde: "tenemos que quedar para hablarlo más, con tiempo y tranquilidad ..."
Y ambos ganaron la partida.


[Fin] [o comienzo, depende de quién lo entienda]



Feliz lunes, mis Valentines




lunes, 9 de enero de 2017

Regalos de Reyes Magos

Feliz año, mis Valentines.
¿Empezamos bien el año?, ¿se portaron bien los Reyes?
Empezamos hoy la semana laboral, y el año en realidad.  Y empezamos algunos desganados y otros con ansia.
Tal vez llevemos algunos kilos de más (amén de colesterol y glucosa), deudas de más, enfados de más, regalos de más, y amabilidad de menos.

Cuando llega esta época, todos nos hemos propuesto veinte mil propósitos nuevos.
Yo comienzo el año atareada (esto es normal en mí, claro), con montañas de ideas, y los dedos golosos, y tengo un propósito especial que me trae de cabeza:  ¡la dieta!!! (pero de eso, ya hablamos si acaso otro día).

La vuelta a la normalidad después de las fiestas es tediosa.  No nos damos cuenta muchos de lo afortunados que somos si tenemos un trabajo, o si en la mesa hay comida y en el armario ropa.  Nos olvidamos de la suerte que es estar bien, estar agusto con quien te calienta la cama o tener hijos felices. Y amanecemos un 6 de enero con demasiados regalos que incluso puede que no nos agraden o no sepamos dónde meterlos.  ¿Hemos pensado en alguien a quién le gustaría tener algo de eso?


Para mí, desde hace muchos años, el mejor regalo de Reyes es la salud (la personal y de los míos), y el mayor propósito es estar más con los míos.
Esta brujita de la suerte hace las veces de amuleto, de objeto de broma intercambiable, y también de recordatorio de que la salud es lo que hay que cuidar ... porque, como las personas que adoramos, no dura para siempre.


viernes, 23 de diciembre de 2016

Quédate con lo bueno

Nota:  estuve varias semanas atendiendo asuntos personales y académicos y encargos de Charitinas.  Lo lamento.  Vuelvo a la carga con energías renovadas, algunas cosillas ventiladas y varios exámenes aprobados.



Quédate siempre sólo con lo bueno.
   Cuando te despiertes temprano y te pese el sueño en los párpados, recuerda que hoy también te has despertado … y eso es bueno.
   Cuando tengas que levantarte temprano, recuerda que te puedes levantar … y eso es bueno.
   Cuando tengas que ir al trabajo, recuerda que tienes trabajo … y eso, aunque no lo creas, es bueno.
   Cuando no sepas qué ropa ponerte para salir, recuerda que tienes donde escoger … y eso es bueno.
   Cuando te preocupe la dieta, recuerda que tienes comida … y eso es realmente bueno.
   Cuando te canses de quien te recuerda que te pongas el cinturón de seguridad, y que llames cuando llegues, piensa que eso es que te quieren … y eso es bueno.
   Cuando llegas cansado a casa, recuerda que hiciste mucho hoy, y que tienes casa … y eso es bueno.

La familia llega en Nochebuena con esas reuniones de cuñados pesados … y mejor no hablamos de las suegras ... y las cuñadas cotillas y los hermanos que sólo saben poner pegas después de todo el esfuerzo que hiciste para atenderlos.  Recuerda que tienes familia que aún quiere estar contigo ese día de Navidad … y eso es bueno.

   A lo mejor tu vida te parece un asco, pero tienes muchas cosas buenas … y si no son tan buenas … no todo es malo.  Tú quédate con lo bueno … y aprende del resto … y poder aprender es bueno.

   No siempre todo es maravilloso.  Procura quedarte con lo bueno.  Pero si algo no es todo lo bueno que quieres … ¿porqué no lo mejoras?

¡Feliz Navidad, mis Valentines!

lunes, 31 de octubre de 2016

Definiciones y etiquetas

Hola, mis Valentines. ¿Cómo estamos hoy?
Hoy tenía ganas de hablaros de una discusión por escrito que tuve hace unos días.
Soy seguidora del canal de Youtube Pretty and Olé porque algunos de sus videos me parecen interesantes.
En uno de los videos (Porqué no soy Vegetariana), como no, se comenzó la típica dialéctica entre la bondad o no de las dietas vegetarianas y veganas.
No recuerdo quién, pero una persona vegetariana comentaba que no le gustaba que la llamaran vegetariana.  A lo que alegué que indicar que un vegetariano es vegetariano no es una etiqueta, sino una definición-aclaración.

Por ejemplo:  yo estoy gorda (porque me sobran algunos kilos, según la definición del diccionario).
Si alguien comenta que estoy gorda en el transcurso de una conversación, no me está etiquetando de gorda y no puedo ofenderme (otra cosa es el poco tacto con que lo comente, vale, o que sea repetitivo).
Sería distinto si esa persona me llamara "tú, gorda" (en vez de por mi nombre), o se refiriera a mí como "la gorda".  En este caso, yo me acordaría mentalmente de su madre (porque yo no digo palabrotas) y le mandaría personalmente con esa madre para que le enseñe educación básica.
Si yo no quisiera que alguien dijera que estoy gorda, bastaría con perder los kilos que me sobran.  Pero no tengo un trauma por esos kilos, y por tanto no me ofende serlo.  Sólo me molestaría cuando se dice con intención denigrante.  Eso sí, no ofende quien quiere, sino quien puede.

Del mismo modo, si alguien que no come carne, no quiere que le llamen vegetariano, debería ampliar sus hábitos alimenticios en dirección a la carne.  ¿Por qué? Porque los vegetarianos son los que no comen carne (lo dice el diccionario). ¡Fácil!
Si no quiere que la distingan como vegetariana, tal vez no sea algo de lo que quiera presumir en cada situación de su vida.
Comprendo que se ofenda si alguien se burlara de esa persona por ser vegetariana.  Ahí, le doy toda la razón.  Pero no puede uno ofenderse porque le llamen lo que dice el diccionario que es.


Luego hubo otras discusiones que ya son para otro día.  Pero, desde luego, aprendí mucho de ellas.